sexta-feira, 7 de outubro de 2016

WALKING UP CON LOS WALKERS

Original released on LP Music Hall 2.047
(ARGENTINA, 1968)

Por esas casualidades de la vida, hace poco ha caído en mis manos una edición en vinilo de este disco de beat y pop psicodélico argentino de Los Walkers, a los que no había escuchado nunca. Quizá por su sensacional portada y la curiosidad que me provocaron las notas de contraportada, me decidí a comprarlo. Y oh, sorpresa mayúscula, me ha supuesto un gran disfrute desde entonces, al tiempo que he constatado que en los 60 también hubo grandes grupos en Sudamérica, principalmente en Argentina  y Uruguay. Después de sus dos primeros álbumes "Los Walkers" (1967) y "Nosotros Los Walkers" (1968), cantados en inglés al modo usual en aquellos años, con algunos temas propios y fundamentalmente covers de éxitos garajeros y poperos, se descuelgan con su tercer y último LP "Walking Up con Los Walkers" (1968), en el que los doce temas (también en inglés, pese al equívoco titulo y a las presiones de la compañía para que cantaran en español, tras el bombazo de "La Balsa" gatuna) están compuestos por Polo Pereira (procedente de los uruguayos Mockers, guitarra y voz) y Carlos Altamirano (guitarra, órgano y voz). Los otros dos componentes del grupo eran Ignacio Tata en el bajo y Roberto "Corre" López en la batería y voces. 

Confieso que, lamentablemente, no he escuchado los dos anteriores, pero este álbum es una delicia de principio a fin, ideal para mañanas y tardes soleadas. Con la extraña fórmula de titular las canciones en español y cantar en inglés, y mirando más hacia el otro lado del Atlántico - también en la imagen - que al vecino del Norte, se efectúa un recorrido más o menos completo (hasta dónde lo permitía 1968) por varios de los barrios de la escena pop británica: Beatles, Hollies, Searchers, pero también Move, Kinks - ¿acaso no es un guiño el título "Till End of My Days"? - y hasta Herman's Hermits ("Hay Buena Gente Hoy"). Y el resultado es grande porque las melodías son tan sugerentes y frescas hoy como hace cuarenta años, las voces mantienen las delicadas armonías propias de la época, los instrumentos suenan con el encanto de aquellos años: órgano a lo Alan Price, guitarras a lo Steve Marriott, bajo predominante; incluso hay unos soberbios arreglos de cuerda en "Sonríe a Tremelón", así como para instrumentos más inusuales como el sitar en "19.8" y abundantes efectos de sonido. En fin, que las canciones son soberbias, especialmente en la cara A, con temas tan logrados como "Toma Mis Manos (Y Dime)", "Si Yo Conociera a Esa Chica", "Dónde Está Miss Lee Los Sábados", "Una Vez al Año" o las ya mencionadas. 

En fin, que resulta bien patente la absoluta falta de pretensiones de la mayoría de estos grupos, que tan solo pretendían divertirse y divertir y hacer bailar a los jóvenes, y de paso - de forma similar a la de sus ídolos anglosajones - sacudir un poco las anquilosadas estructuras de sus respectivas sociedades. Sin embargo, y quizás por eso mismo, por esa humildad en los planteamientos, es todavía más admirable lo conseguido. A modo de ejemplo de lo anterior, diré que en estos últimos días me he entregado a un divertimento (que también es una especie de prueba del algodón), consistente en escuchar el álbum, antes o después, de obras maestras tan reconocidas como "Forever Changes" de Love, "Present Tense" de Sagittarius o el mismísimo "Sgt. Pepper's", con un resultado muy revelador. Y lo es porque pone de manifiesto, entre otras cosas, que la distancia entre la música facturada en la gran potencia norteamericana y sus vecinos del Sur no era tan grande como podría pensarse, teniendo en cuenta la abismal diferencia en producción, medios, etc., por no hablar de las estructuras económicas, políticas y sociales. Por último, señalaré que este álbum despierta las ganas de sumergirse en la historia del pop/rock de aquellos años en Argentina y Uruguay (ahí están Los Shakers, Los Gatos, Los Vip's, Los Beatniks, La Joven Guardia - con Roque Narvaja -, Los Mockers, además de estos Walkers), y completar así la escasamente y mal conocida escena del - a pesar de las limitaciones de la dictadura - muy digno pop español de los sesenta y setenta. Por mi parte, con esto me considero más que satisfecho. (in RateYourMusic)

1 comentário:

Mike disse...

EXCELLENT! And a very good find - thanks for bringing the past to our attention once again!

Almost sad, though, that one hears an interesting group/artist like this and wonders what could have happened with a little more luck...

Cheers,
Mike

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...